CGTN: arraigada en la tradición, los caminos verdes que está tomando China hacia un futuro con bajas emisiones de carbono

PEKÍN, 6 de mayo de 2021 /PRNewswire/ — Desde los albores de la industrialización, la humanidad ha creado una riqueza…

PEKÍN, 6 de mayo de 2021 /PRNewswire/ — Desde los albores de la industrialización, la humanidad ha creado una riqueza material sin precedentes. Sin embargo, esta prosperidad ha tenido un alto costo para la naturaleza.

 

En la actualidad, los seres humanos utilizan tantos recursos ecológicos como si vivieran en 1,6 planetas Tierra, según la Red Global de la Huella Ecológica (Global Footprint Network). Esto significa que ahora la Tierra tarda un año y ocho meses en regenerar lo que usan los seres humanos en un año.

Partiendo de la idea de que «las aguas cristalinas y las montañas exuberantes son activos invaluables», el presidente chino Xi Jinping ha reiterado a menudo que «proteger el medio ambiente ecológico e impulsar el desarrollo sustentable son nuestras obligaciones conjuntas». Después de todo, como lo expresa el mandatario, «solo tenemos una Tierra».

«Uso bien medido de los recursos naturales»

El uso bien medido de los recursos naturales es la clave para la conservación ecológica. Necesitamos promover un estilo de vida más simple, ecológico y con bajas emisiones de carbono, oponernos al exceso y al despilfarro, y fomentar una cultura de vida ecológica y saludable.

– Presidente chino Xi Jinping el 28 de abril de 2019

Durante la ceremonia inaugural de la Exposición Hortícola Internacional en 2019, el presidente Xi aclaró el camino hacia la conservación ecológica al referirse al citado extracto de «Zizhi Tongjian», o «El amplio espejo en ayuda de la gobernanza», un trabajo de referencia pionero en historiografía china de Sima Guang (1019-1086) de la Dinastía Song del Norte (960-1127).

La idea del uso restringido de los recursos ha adquirido nuevos significados en la China actual. Como señaló Xi en su discurso, «el modelo de desarrollo de «matar gallinas por huevos» y «drenar el lago por peces» está en un callejón sin salida. El futuro se verá iluminado por un desarrollo ecológico que se ajuste a las reglas de la naturaleza».

Buscar un desarrollo ecológico, con bajas emisiones de carbono e impulsado por la innovación es la columna vertebral de los esfuerzos que impulsan a China hacia su objetivo de convertirse en un país socialista moderno.

En 2018, China incorporó por primera vez la idea de civilización ecológica en su Constitución. El último plan quinquenal del país también allana el camino para su promesa de alcanzar el máximo de emisiones de dióxido de carbono para 2030 y lograr la neutralidad de carbono para 2060.

El 14. o Plan Quinquenal (2021-2025) promete reducir el consumo de energía por unidad de producto interno bruto (PIB) y las emisiones de dióxido de carbono por unidad de PIB en un 13,5 por ciento y 18 por ciento, respectivamente, durante el período 2021-2025.

China también se ha comprometido a aumentar el volumen de las existencias forestales en 6.000 millones de metros cúbicos para 2030 desde el nivel de 2005 y a aumentar su capacidad instalada total de energía eólica y solar a más de 1.200 millones de kilovatios.

Cumplimiento de la promesa

El presidente Xi ha declarado en muchas ocasiones el compromiso de China de garantizar la coexistencia armoniosa entre los seres humanos y la naturaleza, un objetivo que China persigue con hechos.

En los últimos 10 años, China ha ocupado el primer lugar a nivel mundial en términos de aumento de los recursos forestales, y su área de forestación supera 70 millones de hectáreas. Mientras tanto, el 90 por ciento de los tipos de ecosistemas terrestres y el 85 por ciento de las poblaciones de animales silvestres clave están bajo la protección efectiva del Estado.

Un país cuyo progreso económico fue impulsado en gran medida por el carbón durante las últimas décadas, se encuentra ahora entre los mayores inversionistas del mundo en energía renovable, y posee el 30 por ciento de la capacidad instalada de energía renovable del mundo.

Además, la participación del consumo de energía del carbón en el país disminuyó de 60,4 por ciento en 2017 a 56,8 por ciento en 2020, y el consumo de energía limpia aumentó de 19,1 por ciento en 2016 a 24,3 por ciento en 2020, según datos de la Oficina Nacional de Estadística.

Para 2019, las emisiones de carbono del país habían disminuido en un 48,1 por ciento en comparación con la cifra de 2005, invirtiendo la tendencia al rápido aumento de las emisiones de dióxido de carbono, según un informe técnico sobre el desarrollo energético publicado el 21 de diciembre de 2020 por la Oficina de Información del Consejo de Estado.

«La tarea es extremadamente desafiante», afirmó el presidente Xi, refiriéndose a las promesas de China de abordar el cambio climático, en la reciente Cumbre por video China-Francia-Alemania. «Pero China cumplirá sus promesas».

https://news.cgtn.com/news/2021-05-06/Rooted-in-tradition-China-s-green-roads-to-the-low-carbon-future-ZW6K44VpxC/index.html 

Video – https://www.youtube.com/watch?v=Efln3MPyVhk

FUENTE CGTN