Condenas del «atentado» contra Maduro: 8 años para el diputado Requesens y 24 para una ciudadana española

Condenas del «atentado» contra Maduro: 8 años para el diputado Requesens y 24 para una ciudadana española

La sentencia a Juan Requesens llega justo cuatro años después del supuesto magnicidio contra el líder bolivariano Leer

Venezuela Juan Requesens, el joven diputado odiado por el poder chavista Extradición Destino fatal para Ernesto Quintero en las mazmorras del chavismo

La juez chavista Hennit López Mesa ha dejado visto para sentencia el supuesto atentado de los drones contra Nicolás Maduro, el juicio más importante del segundo mandato del «hijo de Chávez», trascendental en la construcción del culto a su personalidad. La condena de ocho años de cárcel por conspiración contra el diputado Juan Requesens, de 33 años, uno de los líderes políticos de más futuro en Venezuela, y las penas de hasta 30 años años de prisión para 11 de los otros 16 encausados (12 civiles y cuatro militares) llegan justo cuatro años después de que las imágenes del caos creado por dos drones con explosivos dirigidos contra quien presidía un desfile militar en Caracas dieran la vuelta al mundo.

La versión bolivariana de lo sucedido no solo implicaba a los civiles y militares ahora condenados, también hacía partícipes a los gobiernos de Estados Unidos, Perú y Colombia, presidida entonces por Juan Manuel Santos. En la «conspiración» también fueron señalados diplomáticos de las embajadas de Chile y México, funcionarios de la Conferencia Episcopal y el jefe de Migración Colombia, así como Julio Borges, coordinador de la opositora Primero Justicia (PJ) y posterior canciller de la presidencia encargada de Juan Guaidó.

En la sentencia, escrita a la medida del mandamás revolucionario, también se ordena la captura y extradición de Borges, exiliado desde hace años en Bogotá. El próximo domingo asume como presidente del país cafetero el izquierdista Gustavo Petro, quien ya ha dado los pasos políticos y diplomáticos para reconciliar a ambos gobiernos.

Represión en Venezuela

Entre los condenados se encuentra la ciudadana española Ángela Expósito, representante de la ong Fundanimal, sobre la que ha recaído una condena a 24 años de cárcel. Expósito, apodada ‘La Perrera’, era conocida por resguardar a perros de presos políticos, incluso las fuerzas de Seguridad la mantenían bajo vigilancia porque entre los animales que cobijaba se encontraban los de el policía rebelde Óscar Pérez, ejecutado con varios tiros de gracia meses más tarde juntos a cinco de sus compañeros y una enfermera embarazada.

«El Ministerio Público no pudo demostrar tu responsabilidad en ninguno de los siete delitos por los que fuiste acusado. Debes ser absuelto, pero nuestra justicia está secuestrada», ha denunciado amargamente el abogado Joel García, defensor de Requesens, que ha anunciado que recurrirá la sentencia. El diputado de Primera Justicia (PJ) sufrió torturas y sometimiento químico durante su estancia en el Helicoide, prisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), para que se autoinculpara en un vídeo. Los agentes revolucionarios mostraron semidesnudo a Requesens, bajo los efectos de la burundanga, según cree su círculo familiar. El diputado, que contaba con inmunidad parlamentaria, no se acuerda de lo sucedido en los sótanos del Helicoide.

Víctima de las torturas en el Helicoide falleció el concejal de PJ en Caracas, Fernando Albán, también acusado por el caso de los drones. El chavismo quiso disfrazar su muerte arrojando su cuerpo al vacío desde una de las ventanas de las instalaciones.

«Qué aberración e injusticia tan grande», se ha quejado el también diputado y ex preso político Freddy Guevara. «La dictadura lo secuestró y mantiene privado de su libertad como mecanismo de persecución a toda una sociedad que resiste», ha añadido Guaidó. «Sabemos de tu inocencia y que jamás has tenido un camino distinto de recuperar la democracia que no sea la vía constitucional», ha remachado el ex candidato presidencial Henrique Capriles, quien hace dos años pactó con el gobierno que Requesens cambiara su celda del Helicoide por arresto domiciliario.

El 4 de agosto de 2018, uno de los dos drones explotó cerca de la tarima que presidía Maduro en la avenida Bolívar para homenajear a la Guardia Nacional Bolivariana en su aniversario. El segundo dron chocó contra un edificio cercano. La estampida de las fuerzas militares, que abandonaron a la carrera la avenida, aumentó el caos de la escena, que ha cambiado los hábitos posteriores del líder bolivariano: Maduro evita los desfiles militares y retransmite gran parte por televisión de sus actos públicos una vez ya han sucedido.

Deja una respuesta