Hamraoui: «He sido víctima dos veces, por la paliza y por la difamación»

Hamraoui: «He sido víctima dos veces, por la paliza y por la difamación»

La jugadora del París Saint-Germain, Kheira Hamraoui, víctima de una paliza el pasado mes de noviembre, consideró este viernes que ha sido víctima dos veces en estos diez meses: primero de la agresión física y después por la «campaña de difamación tan potente».

«Mi vida privada es asunto mío. Duele ser humillada así por todo el mundo, aficionados, redes sociales. El acoso fue terrible. He sido víctima dos veces: durante la agresión física y después en una campaña de difamación tan potente como la paliza», dijo Hamraoui, de 32 años, en una entrevista en la cadena BFM TV.

La jugadora se ve inmersa en una oscura polémica después de que el pasado 4 de noviembre fuera atacada por dos encapuchados, mientras volvía de una cena con sus compañeras del club y la futbolista Aminata Diallo. Los hombres la sacaron del coche y le golpearon las piernas con barras de hierro.

Relación con Eric Abidal

Diallo fue interrogada en un primer momento y luego puesta en libertad, cuando se filtró la relación extramatrimonial que Hamraoui había mantenido con el exbarcelonista Eric Abidal y la Policía investigó la posibilidad de que la paliza fuera un asunto de celos.

Sin embargo, la semana pasada, Diallo volvió a ser detenida y puesta bajo control judicial como principal sospechosa de haber orquestado la brutal agresión.

Los mensajes privados de la jugadora así como sus últimas búsquedas en internet sobre cómo romper la rótula a alguien, la señalan como potencial culpable.

Diallo, principal sospechosa

La policía sospecha que la intención de Diallo era tomar su puesto tanto en el club como en la selección nacional.

Interrogada sobre la amistad que las unía, pues ambas solían ir juntas incluso de vacaciones, Hamraoui no quiso hablar de la «traición personal» pero confesó que la situación le ha hecho daño, y que es un acto «cruel y malvado».

La centrocampista, que juega también en la selección nacional, dijo que todavía no ha vuelto a entrenar con el resto de sus compañeras, tras el anuncio del club de que será reintegrada, pero confiesa que esta separación así como saber que el PSG dio su número a otra jugadora le han hecho mucho daño.

Fundación contra el acoso y ciberacoso a deportistas

«Con la experiencia que tengo hoy, merezco un poco de respeto por parte de mi club. No tendré nada que reprocharme sobre cómo me he comportado estos diez meses», dijo en BFM TV, donde tuvo que contenerse las lágrimas.

Hamraoui, que fue apartada de los entrenamientos y la competición en abril tras un enfrentamiento con una compañera y desde el regreso a los entrenamientos ha estado trabajando en solitario, anunció además que va a crear una fundación para ayudar en la lucha contra el acoso y ciberacoso a jóvenes deportistas y evitar que otros pasen por lo mismo.

La jugadora del París Saint-Germain, Kheira Hamraoui, víctima de una paliza el pasado mes de noviembre, consideró este viernes que ha sido víctima dos veces en estos diez meses: primero de la agresión física y después por la «campaña de difamación tan potente».

«Mi vida privada es asunto mío. Duele ser humillada así por todo el mundo, aficionados, redes sociales. El acoso fue terrible. He sido víctima dos veces: durante la agresión física y después en una campaña de difamación tan potente como la paliza», dijo Hamraoui, de 32 años, en una entrevista en la cadena BFM TV.

La jugadora se ve inmersa en una oscura polémica después de que el pasado 4 de noviembre fuera atacada por dos encapuchados, mientras volvía de una cena con sus compañeras del club y la futbolista Aminata Diallo. Los hombres la sacaron del coche y le golpearon las piernas con barras de hierro.

Relación con Eric Abidal

Diallo fue interrogada en un primer momento y luego puesta en libertad, cuando se filtró la relación extramatrimonial que Hamraoui había mantenido con el exbarcelonista Eric Abidal y la Policía investigó la posibilidad de que la paliza fuera un asunto de celos.

Sin embargo, la semana pasada, Diallo volvió a ser detenida y puesta bajo control judicial como principal sospechosa de haber orquestado la brutal agresión.

Los mensajes privados de la jugadora así como sus últimas búsquedas en internet sobre cómo romper la rótula a alguien, la señalan como potencial culpable.

Diallo, principal sospechosa

La policía sospecha que la intención de Diallo era tomar su puesto tanto en el club como en la selección nacional.

Interrogada sobre la amistad que las unía, pues ambas solían ir juntas incluso de vacaciones, Hamraoui no quiso hablar de la «traición personal» pero confesó que la situación le ha hecho daño, y que es un acto «cruel y malvado».

La centrocampista, que juega también en la selección nacional, dijo que todavía no ha vuelto a entrenar con el resto de sus compañeras, tras el anuncio del club de que será reintegrada, pero confiesa que esta separación así como saber que el PSG dio su número a otra jugadora le han hecho mucho daño.

Fundación contra el acoso y ciberacoso a deportistas

«Con la experiencia que tengo hoy, merezco un poco de respeto por parte de mi club. No tendré nada que reprocharme sobre cómo me he comportado estos diez meses», dijo en BFM TV, donde tuvo que contenerse las lágrimas.

Hamraoui, que fue apartada de los entrenamientos y la competición en abril tras un enfrentamiento con una compañera y desde el regreso a los entrenamientos ha estado trabajando en solitario, anunció además que va a crear una fundación para ayudar en la lucha contra el acoso y ciberacoso a jóvenes deportistas y evitar que otros pasen por lo mismo.

Deja una respuesta