Los aficionados del Bayern se despiden de Lewandowski con gritos de «¡Hala, Madrid!»

Los aficionados del Bayern se despiden de Lewandowski con gritos de «¡Hala, Madrid!»

El fichaje de Robert Lewandowski por el FC Barcelona ha roto el corazón de muchos hinchas del Bayern. Su delantero estrella en los últimos ocho años ha salido de muy malas maneras de Múnich, ciudad donde ya ha recogido los últimos enseres que le quedaban para hacer la mudanza completa a la ciudad condal.

El enfado de los aficionados bávaros ha quedado muy claro en la manera en la que han despedido al que hasta este verano era su ídolo. Lewandowski se acercó a las oficinas del Bayern para despedirse de los trabajadores del club y hablar por última vez con los responsables de la dirección deportiva, con Hasan Salihamidzic a la cabeza.

Como siempre, a a las puertas de las instalaciones se habían agolpado un gran número de hinchas, a los que el delantero saludó afectuosamente… sin saber que iba a recibir poco cariño de vuelta.

Cuando Lewandowski bajó la ventanilla de su deportivo, un aficionado le gritó «¡Hala, Madrid!», al que luego se unieron otros que estaban en la zona entre risas. Queda claro con quiénes van a ir los fans del Bayern a partir de ahora en los Clásicos.

#Lewandowski leaving Munich. Bayern fans: «Hala Madrid!» #FCBayern @SPORT1 @Carsten_Arndt pic.twitter.com/kHCoiZoHIy

— Kerry Hau (@kerry_hau) August 2, 2022

El fichaje de Robert Lewandowski por el FC Barcelona ha roto el corazón de muchos hinchas del Bayern. Su delantero estrella en los últimos ocho años ha salido de muy malas maneras de Múnich, ciudad donde ya ha recogido los últimos enseres que le quedaban para hacer la mudanza completa a la ciudad condal.

El enfado de los aficionados bávaros ha quedado muy claro en la manera en la que han despedido al que hasta este verano era su ídolo. Lewandowski se acercó a las oficinas del Bayern para despedirse de los trabajadores del club y hablar por última vez con los responsables de la dirección deportiva, con Hasan Salihamidzic a la cabeza. 

Como siempre, a a las puertas de las instalaciones se habían agolpado un gran número de hinchas, a los que el delantero saludó afectuosamente… sin saber que iba a recibir poco cariño de vuelta.

Cuando Lewandowski bajó la ventanilla de su deportivo, un aficionado le gritó «¡Hala, Madrid!», al que luego se unieron otros que estaban en la zona entre risas. Queda claro con quiénes van a ir los fans del Bayern a partir de ahora en los Clásicos.

Deja una respuesta