Los usuarios tendrán que pagar una fianza de entre 10 y 20 euros para adquirir los nuevos abonos gratuitos de tren de Renfe

Los usuarios tendrán que pagar una fianza de entre 10 y 20 euros para adquirir los nuevos abonos gratuitos de tren de  Renfe

Se podrán usar a partir del 1 de septiembre hasta finales de diciembre Leer

El Gobierno ha aprobado este lunes en Consejo de Ministros un paquete de medidas para aliviar el impacto de la subida de precios de la energía en la movilidad de los ciudadanos y «facilitar el transporte sostenible y reduducir el impacto de la subida del carburante», según ha dicho la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa de consejo de ministros, celebrada el lunes pasadas las nueve de la noche. Entre estas medidas, se contempla ofrecer abonos gratuitos en los servicios ferroviarios OSP (obligación de servicio público ) prestados por Renfe para los usuarios que los utilizan habitualmente.

Estas medidas se dirigen a las personas «que sufren las consecuencias de esta situación», como trabajadores, estudiantes «y todas las personas que tienen que recurrir habitualmente al transporte público, a las que vamos a amortiguar el coste de este transporte para ellos», ha señalado la ministra.

También se dirigen «a sectores específicos, que como consecuencia del incremento de los precios en el combustible, estaban asumiendo un mayor coste».

El Gobierno ha detallado detallado cómo funcionará el sistema de abonos gratis y descuentos para Cercanías, Media distancia y algunas rutas de Alta Distancia en el último cuatrimestre del año. Estas medidas pretenden fomentar el uso del transporte público y reducir otros alternativos más contaminantes.

«El transporte recurrente diario será gratuito, el que se usa en la vida cotidiana», ha señalado Rodríguez.

Los abonos gratis se podrán solicitar desde el 1 de septiembre y tendrán validez hasta el 31 de diciembre. El usuario adquirirá el bono para esos cuatro meses de aplicación, de septiembre a diciembre. En el caso de la red de Cercanías, tendrá que pagar 10 euros en concepto de fianza (el coste aproximado de tres billetes individuales), y al final del periodo, si ha realizado más de 16 viajes (cuatro al mes) se le devolverán los 10 euros.

No tendrá que abonar nada más, sólo la citada fianza. Si no ha llegado a este número no recibirá su fianza. Si el usuario pagó con tarjeta, se le reintegrará el dinero en la misma sin que el tenga que hacer nada más. Si pagó con dinero, sí tendrá que solicitar la devolución en taquilla.

El ministerio asumirá el pago de los descuentos «siempre que los consorcios de transporte realicen estos descuentos y reduzcan el precio de los billetes en la parte proporcional que dejan de abonar a Renfe».

En el caso de las rutas de media distancia convencional, se solicitará el abono gratuito para su uso en cada ruta (no se podrá usar para varias). En este caso la fianza será de 20 euros y se le devolverá en las mismas condiciones.

Se aplicará en los corredores Barcelona Sans-Girona-Cerbere, Coruña-Santiago-Vigo, Sevilla-Cádiz, Sevilla-Córdoba-Jaén, Valencia-Vinaroz-Tortosa, Valencia-Alicante-Murcia, Madrid-Valladolid-Vitoria, Salamanca-Madrid y Madrid-Jaén. No se aplica en aquellos trenes de media distancia que circulan por vía de alta velocidad.

Sí habrá otros abonos comerciales con descuentos para las rutas de AVE (en trenes de media distancia que circulan por vía de alta velocidad) en las que el tiempo de viaje sea menor de 100 minutos y para rutas donde no exista Obligación de Servicio Público (OSP). Aquí el descuento será del 50%.

Los abonos se aplican en estas líneas: Madrid-Palencia, Madrid-Zamora, León-Valladolid, Burgos-Madrid, León-Palencia, Burgos-Valladolid, Ourense-Zamora, Palencia-Valladolid, Huesca-Zaragoza, León-Segovia, Segovia-Zamora, Palencia-Segovia y Medina del Campo-Zamora.

También se han aprobado medidas para el transporte de mercancías a través de un real decreto que se inspira en el de la cadena alimentaria. Igualmente, se prorroga una nueva línea de ayudas de 450 millones para taxis, VTC, furgonetas, ambulancias y autobuses urbanos. Estos últimos no estaban incluidos en la primera línea de ayudas.

El texto recoge disposiciones para asegurar que el precio del transporte sea igual o superior a los costes incurridos por el transportista. Por ejemplo, se deberán firmar contratos por escrito en los que debe aparecer el precio del transporte y los costes individuales efectivos asumidos por el transportista.

Esta medida supone aplicar los principios de la Ley de la Cadena Agroalimentaria, que obliga también a hacer contratos para que los productores no vendan por debajo de lo que les ha costado producir.

De esta manera se traslada al usuario final el aumento y «se obliga a los transportistas trabajar por encima de costes». «No se puede mantener con ayudas a un sector sino que se trata de aprobar medidas estructurales, como que el transportista puede repercutir el coste al cliente», explican fuentes del Ministerio.

Para fijar dichos gastos, será válida la estructura de partidas de costes recogidas en el observatorio de costes del transporte de mercancías por carretera elaborado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma).

En este contexto, se fijan nuevas infracciones y sanciones respecto a las obligaciones anteriores, que van desde los 200 hasta los 30.000 euros en función del precio del transporte, el beneficio ilícitamente obtenido, la reiteración de la conducta y la diferencia de tamaño entre el contratista y el contratado.

Deja una respuesta