Turquía media para liberar a 200 prisioneros de guerra ucranianos

Turquía media para liberar a 200 prisioneros de guerra ucranianos

Ucrania ha recibido 215 prisioneros que estaba en manos de Rusia a cambio de entregar al político y oligarca ruso Víktor Medvechuk, próximo a Putin Leer

Directo Última hora de la guerra en Ucrania Guerra en Ucrania Vladimir Putin libera a 10 prisioneros de guerra extranjeros en Ucrania, incluido el soldado Aslin

El Gobierno de Recep Tayyip Erdogan se ha colocado en una posición peliaguda pero efectiva para mantener cierta fluidez entre Rusia, Ucrania y el resto de países que apoyan el Gobierno de Volodímir Zelenski. Prueba de ello fue la llegada a Turquía, a última hora del miércoles, de un contingente de 200 combatientes capturados por las fuerzas rusas durante los primeros meses de su invasión al país vecino. Esta entrega formó parte de una serie de acuerdos más amplios de intercambio de prisioneros.

En las últimas horas, 270 reclusos, entre ellos combatientes británicos y estadounidenses, han recobrado la libertad. Rusia entregó a 215. La gran mayoría recalaron en Estambul gracias a una negociación en la que se implicó personalmente Erdogan, según él mismo confirmó desde Nueva York. Por otra parte, diez extranjeros fueron entregados a Arabia Saudí en virtud de un diálogo paralelo dirigido por el príncipe heredero, Mohamed Bin Salman. No se supo de esta segunda liberación hasta el miércoles.

A cambio, en vísperas de proclamar una movilización parcial en el país y provocar una desbandada de hombres en edad de combatir, Moscú pudo traer para casa a 55 agentes rusos y a Viktor Medvedchuk, el oligarca, empresario y político ucraniano que acabó por convertirse en una de las voces que susurran al oído de Vladimir Putin. Tal fue el precio del ‘traidor’ a ojos de Ucrania, que lo había arrestado en su propio territorio el pasado abril, dos meses después de declararse la «operación especial».

«Este intercambio, que tuvo lugar como resultado de un intenso tráfico diplomático de nuestro Presidente, es uno de los resultados más importantes de la diplomacia de paz perseguida por nuestro país», declaró en un trino el asesor presidencial turco, Ibrahim Kalin. Para el máximo mandatario turco, citado por la agencia semioficial Anadolu, la consecución del acuerdo de intercambio de prisioneros es un «paso importante» hacia el fin de la guerra entre los dos países.

Turquía ha tratado de actuar como puente entre los dos bandos en liza. La razón, subrayan los observadores, es, ante todo, económica. El país es uno de los principales receptores de productos agrarios ucranianos y rusos. No en vano, Ankara estaba entre los principales interesados en cerrar el acuerdo para el transporte de cereales del pasado verano. De forma similar, Turquía ha mantenido las puertas abiertas al turismo ruso, una de las comunidades que ahora lidera la compra de vivienda turca.

Para saber más

Quién es Viktor Medvedchuk.
Redacción:
MARCO IMARISIO (CORRIERE DELLA SERA)

El ‘príncipe de las tinieblas’ amigo de Putin capturado en Kiev, decisivo para la guerra

No es un equilibrio fácil. Al mismo tiempo que una de sus empresas de Defensa más avanzadas vende drones de combate a los ucranianos, el Gobierno evita romper con la administración Putin. Erdogan ha condenado la invasión rusa de Ucrania del mismo modo que recientemente dijo al presidente ucraniano Zelenski que «no hay ganador en una guerra que resulta en la muerte de personas». Una pretendida equidistancia que sus aliados en la OTAN aparentemente aprueban con su silencio. Con todo, la presión de EEUU ha desembocado en que dos de los principales bancos turcos privados, IsBank y Denizbank, dejen de permitir las transacciones a través del sistema Mir, implantado por Rusia para sortear las sanciones.

El intercambio de prisioneros de esta semana es el mayor que se produce desde el inicio de la invasión. Una esperanza de Turquía es que los contactos sirvan, además, para cimentar un proceso de diálogo que ha sufrido serios reveses en los últimos meses. A mediados del pasado marzo, Antalya fue escenario de unas conversaciones entre los primeros ministros de Ucrania y Rusia. Desde entonces, sobre todo a raíz del descubrimiento de las matanzas de Bucha, los contactos cara a cara han sido inexistentes.

El líder de Ucrania confirmó en medios estatales de su país que cinco comandantes, entre los que se encontraban líderes de la defensa de la asediada planta de Azovstal de Mariupol, fueron llevados a Turquía como parte de una operación preparada de antemano y que cuenta con la aprobación de Erdogan. Por otra parte, el parlamentario británico Robert Jebrik confirmó que uno de sus compatriotas liberados por Rusia, Aiden Aslin, estaba entre los tres condenados a muerte el junio pasado por las autoridades judiciales separatistas no reconocidas del Donbás.

«El enemigo los condenó a una larga pena de prisión o a la pena de muerte. Les salvamos la vida. Todos ellos regresarán a casa a través de la mediación de Arabia Saudí. ¡Estoy sinceramente agradecido a todos los que contribuyeron por su ayuda!», ha dicho Zelenski en su discurso nocturno.

«Al principio nos ofrecieron devolver a 50 de nuestra gente a cambio de uno de los que estaban en el centro de detención del Servicio de Seguridad de Ucrania. Hablamos. Insistimos. El número de 50 aumentó a 200. Ya están en Ucrania. Creo que este es un buen resultado», ha añadido.

Deja una respuesta